Pensamientos y Creencias Sexuales

Los pensamientos y creencias, también llamados cogniciones, que tienes en cada momento respecto de tí mismx, de tu sexualidad, la de tu compañerx sexual o la de lxs otrxs en general, puede ayudar o entorpecer tu objetivo sexual.

Tus fantasías, esas imágenes o historias que te contás a vos mismx. Esas que a veces deseas hacerlas realidad y otras no, solo deben estar allí.

Esos pensamientos alimentados por un el porno, un libro, un escena de la vida y despierta sensaciones físicas de calentura extrema.

La cabeza, nuestro órganos sexual por excelencia, puede ser tu aliado o tu enemigo, te enseñamos a potenciarlo y a eliminar los obstáculos que genera.

Tus diálogos internos… callalos o hazlos gritar

Entrenar la Mente Sexual para que sea tu aliada y no tu enemiga.

¿Cuánto tiempo al día piensas en algo sexual o sensual?

¿Cuántas veces al día ese pensamiento termina en masturbación?

¿Cuántas veces te ha pasado de correr un pensamiento porque molestaba a tu excitación?

¿Cuántas veces has pensando en cuántas veces piensas en sexo?

Pensamientos potenciadores de uno mismx, imagenes que irrumpen o que buscamos cuidadosamente, recuerdos puros o retocados, todo ello se siente como deseo pero aparece primariamente como pensamiento, pensamiento que, genera el deseo y el deseo activa nuetra excitación…

Entrenar la parte positiva de los pensamientos es potenciar aquello que mejora tu excitabilidad. La mente puede jugar como se le ocurra para lograrlo.

Puede que a veces te avergüence o existan pensamientos de baja autoestima, malas interpretaciones, creencias de la infancia, ideas generalizadas y rígidas, pensamientos pasajeros en el momento menos indicado, estrés, etc.

Los pensamientos se entrenan y te vamos a enseñar cómo hacerlo.

Algo de esto te es familiar?

  • Tus Imágnes o Historias Mentales

    Un estudio, publicado en el Journal of Sex Research, muestra que los hombres piensan en cuestiones relacionadas con el sexo unas 19 veces al día, mientras que las mujeres lo hacen unas 10 veces.

    Aquello que pensamos, tanto la cantidad como el contenido, nos condiciona a la hora del sexo.

    Comienza a revisar en piensas y cuántas veces a ver a que conclusión llegas.

  • ¿Lo que piensas te perjudica, boicotea o inhibe?

    «Si no es con la luz apagada, no puedo», «Tengo que durar así no cree que soy precoz o egoísta», «Me siento tan ridícula con este estetoscopio de jueguete y las portaligas, de verdad le calienta esto?», «Tengo miedo de mancharle la pija con caca, nunca estoy tranquilx», «Me va a doler», «Odio cuando me chupa dos minutos», etc.

  • ¿Guardas en secreto tus fantasías?

    «Jamás se enterará que me masturbo pensando en el y su hermano», «Si le digo que me calienta sus medias de liga pero porque me las imagino en mi, me deja para siempre», «Soy bi, pero si se lo digo se va a poner gede con los tríos», «Si descubre mi historial del porno pensará que soy un/x verdaderx pervertidx», etc.

  • ¿Te avergüenza algo de lo que piensas sobre tí mismx?

    «No me gusta el sexo, es horrible porque todo el mundo jode con que es lindo pero a mi no me va, soy asexual», «Soy demasiado pajerx», «Me da vergüenza excitarme fantaseando una violación porque eso esta mal», «Quiero vestirme de hombre/mujer, pero en el trabajo sería un escándalo», etc…

  • ¿Conoces esos pensamientos que te potencian?

    «Me siento sexy cuando me visto así», «Que me cuenten al oído escenas sexuales mientras estamos cogiendo me pone el doble», «Los lugares públicos me super calientan», «Me vuela la cabeza cuando quedo llenx de saliva», «Me gusta más coger cuando se que después podemos quedarnos abrazados», etc.

  • Aprende a controlar tu mente en favor de tu sexuliadad

    Entrena tus habilidades para dominar a tus pensamientos, sacarlos fuera y compartirlos sin problemas.

    Terapia Cognitiva, Sexología Clínica y secretos de las Neurociencias tienen la solución para que tu cabeza sea tu mejor órgano sexual.

Nos pasan cosas diferentes, pero a todxs nos pasan cosas!

No importa religión, raza, identidad, género, ni color preferido, todxs tenemos ese diálogo interno que es a veces motivante, a veces frustrante y otras gracioso al punto de arruinarnos el climax … Presta atención al tuyo y ya tendrás un gran avance cuando desees controlarlos.

Y si tu pareja sexual fantasea con aquello que queda por fuera de tu consentimiento moral?

Para muchos ya resulta difícil aceptarse en sí mismo algunas fantasías excitantes, lo viven con culpa y evitación, salvo en el momento de tocarse. Ahora, cuánto mas difícil resulta compartir las fantasías – o aceptarlas – cuando éstas pasan el limite y se vuelven algo intolerable para la moral.

Resuelve solx o con tu/s pareja sexual/es el siguiente cuestionario de Fantasías Sexuales

«Porno Feminista, una corriente alterna de esta industria, que buscar terminar con los clichés que conocemos y darle lugar a las mujeres para experimentar y vivir su sexualidad y fantasías en un ambiente seguro.»

Sobre el Porno FeministaRevista MalvesidaMira la Nota!
Abrir chat
Hola, escríbenos a nuestro Whatsapp y dínos en qué podemos ayudarte!